La importancia de renovar los equipos de laboratorio

Los instrumentos y equipos de laboratorio son componentes esenciales que garantizan la precisión y el calibre de ensayos y pruebas que repercuten directamente en la salud y la calidad de vida de las personas. Pero debido a su limitada vida útil, estos equipos deben actualizarse de vez en cuando con modelos más nuevos. 


Las ventajas de mantener al día los equipos de laboratorio, aunque aún no hayan superado el final de su vida útil, son las siguientes: 

1. Tiempo

Los nuevos equipos tecnológicos pueden responder a las muestras con mayor rapidez, lo que permite realizar más análisis en una sola jornada de trabajo. Los resultados también pueden llegar al usuario final antes de lo esperado, lo que mejora la reputación del laboratorio. 

2- Calidad

Los últimos modelos siempre cuentan con mejores diseños de sistema, lo que permite ofrecer resultados más precisos en el análisis y en los parámetros, algo que quizá no se podría conseguir en versiones anteriores. 

3. Sostenibilidad

Los equipos de laboratorio más antiguos consumen más energía eléctrica y vierten más contaminantes al medio ambiente. Todos los equipos electrónicos, desde los portátiles hasta los electrodomésticos, cuentan con certificaciones como "Energy Star" que garantizan que tienen componentes filtrantes más potentes y un menor efecto medioambiental. 

4- Mejora de la experiencia del usuario

Las nuevas tecnologías también pueden mejorar la usabilidad gracias a interfaces más rápidas, software de fácil manejo que mejora el rendimiento de los equipos y menos formación necesaria para los operarios.

5- Mantenimiento

A medida que el equipo se acerca al final de su vida útil, necesitará un mantenimiento más regular y la sustitución de componentes, lo que se suma a los gastos del laboratorio, además de los costos asociados a tener el equipo fuera de servicio para reparaciones y mantenimiento. Costos que pueden evitarse sustituyendo el equipo antes de tiempo.