Clasificación de los instrumentos de laboratorio

Para probar y analizar sustancias químicas, biológicas y físicas, los laboratorios utilizan equipos especializados. Los profesionales cualificados en diversos campos científicos manejan estos equipos para poder realizar pruebas, controles y procedimientos de calidad, lo que permite el avance de la investigación científica

Desde el sector alimentario hasta el médico, estos instrumentos se utilizan en varias industrias. El laboratorio debe contar con equipos especializados que presenten los aspectos técnicos y de seguridad necesarios en función del tipo de operaciones que se lleven a cabo en él. No obstante, deben contar con certificaciones de calibración que den fe de su eficacia si se quiere garantizar la validez de los resultados de una investigación. 


¿Qué categorías existen? 

Existen muchos tipos diferentes de equipos de laboratorio utilizados en la ciencia y la investigación. Se crearon para un uso profesional y, en particular, para cumplir los requisitos tecnológicos del laboratorio en el que se utilizarán. Podemos clasificar las siguientes categorías en función de su uso: 

Herramientas analíticas

Dado que ofrecen información exhaustiva sobre las propiedades químicas del elemento que se va a detectar, constituyen el equipo de mayor tamaño. Están formados por una o varias fuentes de luz que se dirigen hacia el objeto de estudio para identificar los cambios que se producen en él. Mezcladores, destiladores, separadores, calentadores-refrigeradores y otros dispositivos pueden utilizarse como equipos analíticos.

Dispositivos de protección personal

Se emplean para reducir los peligros asociados a la manipulación de otros equipos de laboratorio. El objetivo principal es proteger a los trabajadores del laboratorio y al equipo contra daños físicos, caídas, contaminación exógena o ambiental y gases venenosos e inflamables. 

Herramientas para el análisis químico

Estas herramientas se utilizan para realizar análisis con el fin de averiguar cuántos componentes distintos están presentes en un material. El objetivo principal de estos estudios es determinar si los niveles químicos ambientales (agua potable, aire, entre otros) son anormales o normales para ayudar en la toma de decisiones .

¿Cómo se clasifican? 

Dependiendo de la función que requiera el estudio, los equipos de laboratorio pueden dividirse en equipos auxiliares o equipos de mantenimiento. Cuando se necesitan instrumentos para realizar un experimento se emplea el equipo auxiliar, mientras que el equipo de mantenimiento se utiliza para limpiar el laboratorio. 

Equipos auxiliares

Se denominan equipos auxiliares a los instrumentos de Copisa que se emplean para llevar a cabo las tareas rutinarias en una investigación de laboratorio. 

Equipos de mantenimiento

Como su nombre indica, se emplean para mantener otros equipos y evitar que se produzcan averías como consecuencia del desgaste mecánico provocado por su uso constante. Aumentan la vida útil de otros instrumentos.


La importancia de renovar los equipos de laboratorio

Los instrumentos y equipos de laboratorio son componentes esenciales que garantizan la precisión y el calibre de ensayos y pruebas que repercuten directamente en la salud y la calidad de vida de las personas. Pero debido a su limitada vida útil, estos equipos deben actualizarse de vez en cuando con modelos más nuevos. 


Las ventajas de mantener al día los equipos de laboratorio, aunque aún no hayan superado el final de su vida útil, son las siguientes: 

1. Tiempo

Los nuevos equipos tecnológicos pueden responder a las muestras con mayor rapidez, lo que permite realizar más análisis en una sola jornada de trabajo. Los resultados también pueden llegar al usuario final antes de lo esperado, lo que mejora la reputación del laboratorio. 

2- Calidad

Los últimos modelos siempre cuentan con mejores diseños de sistema, lo que permite ofrecer resultados más precisos en el análisis y en los parámetros, algo que quizá no se podría conseguir en versiones anteriores. 

3. Sostenibilidad

Los equipos de laboratorio más antiguos consumen más energía eléctrica y vierten más contaminantes al medio ambiente. Todos los equipos electrónicos, desde los portátiles hasta los electrodomésticos, cuentan con certificaciones como "Energy Star" que garantizan que tienen componentes filtrantes más potentes y un menor efecto medioambiental. 

4- Mejora de la experiencia del usuario

Las nuevas tecnologías también pueden mejorar la usabilidad gracias a interfaces más rápidas, software de fácil manejo que mejora el rendimiento de los equipos y menos formación necesaria para los operarios.

5- Mantenimiento

A medida que el equipo se acerca al final de su vida útil, necesitará un mantenimiento más regular y la sustitución de componentes, lo que se suma a los gastos del laboratorio, además de los costos asociados a tener el equipo fuera de servicio para reparaciones y mantenimiento. Costos que pueden evitarse sustituyendo el equipo antes de tiempo.